Oracion

 Hoy, vivimos en tiempos desesperados. Sin embargo, la iglesia no está desesperada ante Dios en oración.

Jesús le dijo a Pedro, Santiago y Juan: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? (Mateo 26:40 RV 1960.)

Nosotros diríamos, “¡Avergüénzate de ti Pedro!, ¡Avergüénzate de ti Juan!, ¡Qué terrible! ¡No pudieron velar con el Señor por una hora! Pero mira, cuando tu apuntas con un dedo a alguien, hay tres que están apuntándote a ti.

Orar es la actividad más importante en que un cristiano nacido de nuevo puede comprometerse. Debe encabezar su lista de prioridades ya que verdaderamente el mundo alrededor nuestro necesita desesperadamente oración. Dios quiere hacer cosas gloriosas en estos últimos tiempos. Y solamente la oración cambiará las cosas. La oración refrenará la marea del enemigo.